Gerencia hotelera: La mala traducción crea confusión entre los huéspedes extranjeros

La globalización ha sido una bendición para la industria de hotelería y turismo. En la actualidad, las personas viajan a lo largo y ancho del mundo ya sea por negocios o por placer debido a que nunca ha sido tan fácil disfrutar del viaje internacional. Los hoteles están compitiendo entre ellos para tener la porción más grande el mercado. Aunque te puedes comunicar con los huéspedes de tu propio país sin dificultad, los huéspedes extranjeros son los que representan un desafío. Puedes hacer que los clientes extranjeros se sientan como en casa al ofrecerles algo que tu competencia no otorga.

1. Traducir para huéspedes extranjeros

Una de las mejores formas de comunicarte sin esfuerzo con huéspedes extranjeros y hacerlos sentir cómodos en ambientes poco familiares es ofrecerles algunas cosas en su propio idioma. Cosas como formularios de ingreso, direcciones en el hotel, folletos de actividades recreativas, menús del restaurante y del servicio a la habitación pueden ser traducidas al idioma de los huéspedes para una comprensión fácil.

Recuerda que estás buscando ofrecer un servicio de valor añadido a los huéspedes a través de la traducción. En consecuencia, cualquier cosa que traduzcas debe hacerse a la perfección o mejor no debes hacerlo. Una traducción pobre hará más daño que bien al hotel.

2. Evitar la confusión

Los documentos de hotel mal traducidos generan confusión entre los huéspedes porque el significado puede ser incorrecto. Aunque algunas traducciones pueden ser divertidas, otras pueden ser insultantes. Cuando los clientes se confunden, genera insatisfacción con el servicio. Con tantos hoteles de los cuales escoger, puedes estar seguro de que el tuyo no sobresaldrá con una lista de clientes confundidos e insatisfechos.

3. Perder ingresos

documentos-traducciónUn hotel proporciona muchos otros servicios que solo alojamiento. Con frecuencia, se cobra a los huéspedes por usar estos servicios. Entonces, servicios como impresión, SPA, servicio al habitación, lavandería, salas de conferencia y trasferencias de y hacia el hotel se pagan por separado y tienen el potencial de generar muchos ingresos para el hotel. Si los documentos del hotel están mal traducidos, los clientes extranjeros no comprenderán y dudarán en invertir su dinero. Además, la mala traducción otorga una mala impresión. Los clientes asumirán que eres poco profesional y, por lo tanto, no puedes proporcionar un servicio eficiente.

4. Perder reputación

En el mundo hay dos tipo de huéspedes. El primero es el cliente del presupuesto, que busca el hotel más barato; el segundo es el que está dispuesto a gastar dinero para disfrutar una estadía llena de comodidad. El segundo tipo es el que deseas en tu hotel. Para atraer a estos huéspedes de forma constante, requieres que los documentos del hotel sean traducidos sin errores o los clientes asumirán que eres un hotel barato. Esto afectará la reputación y no podrás atraer a los clientes que les gusta gastar.

5. Alejarse de los conflictos

Una de las peores cosas que puede ocurrir durante la partida de los huéspedes es que estos se peleen con el personal y este es un escenario que los hoteles quieren evitar en todas las circunstancias. Lamentablemente, muchos de estos conflictos ocurren debido a malentendidos que causan las malas traducciones. Una discusión puede molestar a tu cliente, que nunca más querrá regresar al hotel; y desmotivará al personal. El hotel pierde en ambos casos, ya que los conflictos afectan la tasa de ocupación y también podrías terminar con una mayor rotación de personal debido a que los empleados están descontentos con el lugar de trabajo debido a incidentes como estos.

Si estas razones no te convencen de elegir el servicio de traducción con cuidado, tal vez esto sí lo haga. Cuando ofreces a los huéspedes extranjeros documentos mal traducidos, estás mostrándoles que eres ineficiente y poco profesional. Esto los conducirá hacia tu competencia. Entonces, la mala traducción ayuda, pero a la competencia. Te hace perder credibilidad, ingresos y reputación.

Por eso, la próxima vez que decidas traducir documentos para los clientes extranjeros, piensa en el efecto que las traducciones pobres tienen en el hotel y en la competencia. Es más conveniente estar siempre preparado antes de traducir, una formación en traducción de calidad es la clave, o bien dejárselo a los expertos. La industria hotelera es muy competitiva. ¿Por qué dar a la competencia algo por lo cual estar feliz?

Artículo completo aquí.