Claves para encontrar trabajo de traductor

En el blog de ABCtranslink, la redactora Marta Barrero  escribió un artículo bastante útil para todos los traductores que están a punto de terminar su formación o bien que están a un paso de lanzar su actividad comercial. Ella enumera cuatro claves para sobresalir y lograr el éxito en este negocio que a todos nos apasiona, el mundo de la traducción,esperamos que disfruten el artículo.

Todos los años ocurre lo mismo: termina el curso escolar y el buzón de ABC Translink se llena de correos electrónicos de jóvenes traductores recién licenciados que buscan su primera oportunidad laboral. Buscar trabajo hoy en día no es nada sencillo y encontrarlo puede depender tanto de la buena suerte, como de conocer cuatro claves que te allanarán el camino y te permitirán destacar entre la multitud.

Este artículo está dedicado a todos los jóvenes y no tan jóvenes traductores que están buscando una oportunidad laboral, ese  primer, segundo o tercer empleo que les permita independizarse y comenzar una nueva y fascinante etapa profesional.

top of mountain

 

Clave 1: buscar trabajo es un trabajo.

La primera clave para encontrar un empleo es plantearte esa tarea como si fuera un trabajo que te exige madrugar, salir de casa, concentrarte en cada tarea, llegar a unos objetivos determinados, etc.

Clave 2: la organización por encima de todo.

Supongo que en la carrera de Traducción e Interpretación ya te enseñaron que una de las claves para llegar a ser un buen traductor o un excelente intérprete es trabajar tu sentido de la organización a la hora de planificar, empezar y terminar un proyecto, hacer un excelente trabajo de investigación y localización, etc. Pues bien, esa capacidad de organización personal que aprendiste en el aula te va a venir de perlas para encontrar tu primer empleo como traductor preparando una agenda de trabajo y cumpliéndola; por ejemplo:

                – De 9 a 10: revisar portales de empleo.

                – De 10 a 11: envío de 10 currículos.

                – De 11 a 11:30: descanso.

                – De 11:30 a 12:00 intentar concertar entrevistas personales.

                – De 12:30 a 14:00 visitas a agencias de traducción cercanas.

 

Clave 3: trabaja tus contactos.

Como sabes, hay varias vías que puedes explorar a la hora de encontrar un primer empleo como traductor, periodista, médico o ingeniero: registrarte en portales de empleo generalistas y especializados, revisar las ofertas de empleo que se publican en la prensa, etc.

Esas son estupendas alternativas a la hora de buscar trabajo, pero no son las únicas. ¿Has pensado en contactar con tus profesores de la Facultad para, por ejemplo, pedir una carta de recomendación? ¿Ya has hablado con esa agencia de traducción en la que hiciste prácticas el año pasado? Trabajar a los contactos es algo que muchos jóvenes olvidan, pero por experiencia te puedo decir que sigue siendo una de las claves del éxito para encontrar ese primer empleo que estás buscando.

Clave 4: sé humilde, pero no te pongas límites.

¿Sabes lo que tienen en común todas las carreras universitarias del mundo? Que ninguna de ellas te enseña a trabajar de verdad. Tener un título de traductor no significa que seas traductor, para eso tienen que pasar todavía unos cuantos años más. ¿A dónde quiero llegar con todo esto? A que no te pongas límites a ti mismo creyendo que no sabes hacer las cosas, que no estás preparado para hacerte cargo de un proyecto de traducción aunque sea sencillo.

Podemos concluir que la profesión de traductor demanda mucha investigación, documentación, lectura y bastante precisión. Lo más bello es que cada día aprendemos algo nuevo. Si hay una recomendación que deseamos compartir con ustedes es la de romper paradigmas y atreverse a iniciar esta nueva etapa. Actualiza tu perfil profesional en Linkedin y empieza a contactar posibles clientes en distintos nichos de mercado, y recuerda que Roma no se construyó en un día.

Leer artículo en el siguiente enlace.